martes, 30 de julio de 2013

El pueblo que nunca fue...



En el año 1929 en un espacio que se encuentra a mitad de camino entre la actual localidad de Cervantes y la estación Padre Alejandro Stefenelli, hubo un intento por crear un nuevo pueblo. Este se ubicaría más exactamente en el límite de Cervantes y lo que se conoce como Colonia Rusa. ¿Que pasó?
Se promocionó este nuevo emprendimiento a través de afiches que impulsaban la compra y mostraba inclusive la traza y características que tendría el nuevo pueblo cuyas tierras pertenecían a Pablo Serú.
Como ha sido casi una constante en la región, uno de los principales ejes de progreso en cada asentamiento de población fue el tren. En este sentido es que el propietario de los lotes que se ofrecían a la venta,  aseguraba que estaba la aprobación para la construcción de una estación del ferrocarril a la vera del pueblo.
La verdad es que pasaron los años y el tren nunca se detuvo allí, pues no hubo una estación para hacerlo y tampoco prosperó el promocionado Pueblo Ministro Serú.
El proyecto

Lo que se promocionó como Pueblo Ministro Serú constaba de 7 chacritas, 25 quintas y 96 solares ubicados en el kilómetro 1141 del Ferrocarril del Sud.
El anuncio decía:
“estas tierras reconocidas de calidad inmejorable, no precisan recomendación, basta decir que son parejas, libres de salitre, con buenos canales de riego y desagüe (…) Los capitalistas tienen la mejor oportunidad de colocar su dinero a una multiplicación segura, los pobres pueden formar la base de su fortuna con un pequeño desembolso…”
Pero lo que más llamó la atención fue la seguridad del proyecto ferroviario, ya que citaba:
“sobre la estación de pasajeros y carga, que en el mismo terreno y en su kilómetro 1141, construirá MUY EN BREVE la Empresa del Ferrocarril del Sud”
De esta manera, lo que era ni más ni menos que un proyecto inmobiliario, pereció en el intento tal como han fracasado otros en diferentes zonas del Alto Valle, aunque quizás menos ambiciosos.
Basta con observar como en distintas localidades de la región permanecen sin avance algunos loteos que se anuncian como prósperos Barrios Privados con nombres sugerentes que con el paso de los años no registran mayores avances. Muchos seguramente terminen dando forma a algún Barrio, como hay algunos ejemplos, y otros simplemente sostienen en tierra el valor volátil del dinero.    

Nota: la cita entrecomillada corresponde a la reproducción de un afiche de la época extraído del libro Pueblos al Norte de la Patagonia al igual que el afiche que se adjunta. (C. Vapnarsky)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada